26/4/17

"El asesino del acantilado" de Antonio Manzanera

Título: El asesino del acantilado

Autor: Antonio Manzanera

Editorial: Ediciones B

Sinopsis:  Los Ángeles, 1984. Al detective privado Cheney Moore no le sobran los clientes, así que cuando Charlie Wilson llama a su puerta, no rechaza su encargo aunque le sobrarían motivos para hacerlo. Wilson es el taxista de la cárcel de Oldstock, el hombre que se ocupa de recoger a los presos que son puestos en libertad. Cuando uno de sus «clientes» es asesinado el mismo día en que sale de la prisión, Wilson recurre a Moore con una extraña petición: ¿podrá ayudarlo a encontrar los tres millones de dólares que robó el muerto y que nunca aparecieron?
Así arranca esta monumental novela negra ambientada en Los Ángeles entre 1977 y 1984. Una trama poliédrica y llena de ritmo que combina un dominio del género que recuerda a Raymond Chandler con el universo de True Detective.
Tras cosechar el aplauso de la crítica y los lectores con sus libros anteriores -El informe Müller fue considerado el mejor thriller histórico del año por El Cultural y La Razón-, Antonio Manzanera se sumerge ahora en la esencia más pura del género negro.
(Sinopsis extraída de la página web de la editorial http://www.edicionesb.com/catalogo/autor/antonio-manzanera/1444/libro/el-asesino-del-acantilado_4337.html)


Opinión: ¡Hola a tod@s! Hoy os presento una reseña del último libro de un autor que nos gusta mucho en Bloggerizados. Se trata de Antonio Manzanera, que vuelve al panorama literario de nuestro país, con otra novela de género negro que hará las delicias de los amantes de este tipo de libros. Para mí, este libro contaba con un pequeño hándicap, y es que las anteriores obras de Manzanera, "El informe Müller" y "La suave superficie de la culata", me habían parecido muy rompedoras y de una calidad literaria muy alta. Por eso tenía cierto respeto a leer otra novela de este autor. Pues mi sorpresa ha sido mayúscula cuando he visto que el estilo literario de Antonio Manzanera sigue siendo excepcional y esta novela cautiva como lo hicieron las anteriores.
"El asesino del acantilado" cuenta la historia del asesinato de Ralph Sanders y la posterior investigación sobre su muerte. Todos los problemas surgen por una cuestión de dinero, así que según vayamos leyendo nos daremos cuenta de que estamos ante una novela compleja y llena de suspense. Veremos en "El asesino del acantilado" una trama llena de intriga y vericuetos de los que dejarán a los lectores deseosos de conocer más. Estamos ante una novela de las que crea lectores, sin lugar a dudas. Además, Manzanera tiene una solvencia en su estilo literario que le hace ser dueño de un estilo literario muy similar al de los clásicos del género negro como Raymond Chandler.

24/4/17

Dedicatorias, ¿sí o no?.

¡Hola a todos!

Al teclado Fran. Hoy me gustaría hablar sobre un tema del que todos hemos oído hablar alguna vez en nuestras vidas como lectores cuando nos han regalado o comprado un libro: las dedicatorias. 

Existen muchas opiniones y razones por las que aceptar o rechazar una dedicatoria en un libro que acabamos de sumar a nuestras estanterías, y junto a otras manías como las de no doblar las esquinas para marcar la página, no parar de leer hasta terminar el capítulo o no escribir notas ni subrayar frases que nos gustan de los libros, las dedicatorias son en muchas ocasiones el centro de atención.

Muchas personas se echan a temblar cada vez que escuchan la pregunta ¿Quieres que te lo firme o dedique? . Algunos respondéis a eso con un rotundo NO, y otros tantos respondéis con rodeos como que no queda bonito, que se estropea el libro, que si no después ya no lo puedes regalar, y un sinfín de razones (muy respetables todas, por supuesto) que al menos a mí no me valen.

En mi caso, voy a lanzar una opinión a favor de ellas. Creo que SIEMPRE se deben firmar los libros. Ya sea con una dedicatoria de la persona que nos lo ha regalado o con la fecha en la que lo compras. ¿Por qué? Poner una fecha no ayuda simplemente a recordar cuándo lo compraste. O una firma, ya sea del autor/a o de la persona que te lo ha facilitado, no implica simplemente postureo para decir "lo tengo firmado por X persona". Una dedicatoria es mucho más que eso. Es encontrar bajo la solapa del ejemplar un recuerdo, un algo que te lleva a una fecha, a un lugar, a una persona con la que estuviste en ese momento, a un autor o autora que te encanta y por eso decidiste conseguir su dedicatoria, es saber que alguien se ha acordado de ti de tal manera que ha sido capaz de pensar mucho en ti y en un libro que te pueda gustar.

Como veis, hay muchas razones por las que aceptar esa dedicatoria, esa firmilla que, aunque en el momento no le demos mucho valor, cuando pasen los meses y nos asomemos a la estantería, veremos ese libro, lo abriremos, encontraremos la dedicatoria y pensaremos "Cuánto ha llovido desde entonces. Me acuerdo de esta persona que estaba conmigo aquel día. O me acuerdo del autor, de lo que me hizo sentir leyendo este libro".

Creo, sinceramente, que esta es una de las sensaciones más bonitas que nos pueden regalar los libros. Por eso os animo a que no dudéis en decir cuando esa persona que ha estado pensando en ti y tus gustos durante días para regalarte un libro adecuado y que te guste, te pregunte: ¿Quieres que te lo dedique?. 

No sé vosotros, pero yo tengo clarísimo que diré que sí a las dedicatorias. ¿Y vosotros? ¿Qué diréis? ¿Sí o No? ¿Os gustan o no las dedicatorias en vuestros libros favoritos? Espero vuestras respuestas en los comentarios.

Gracias por leernos,

Fran SC.


27/3/17

Entrevista a Antonio Heras.

¡Hola a todos!

Al teclado Fran. Os traigo la entrevista que estos días le hemos hecho al autor de Mares pacíficos, una obra muy original que seguro que os va a encantar. ¿Os apetece saber qué nos ha contado Antonio Heras? ¡Vamos allá!

Pregunta: Hola, ¿cómo estás? 
Respuesta: Hola, muy bien, deseando que llegue el verano para perderme en la playa.

P.: Hoy vienes a presentarnos tu libro Mares pacíficos, pero primero, ¿qué otros títulos has publicado hasta la fecha? 
R.: Mi primer  libro fue Armado de impaciencia, en 2014, un libro de relatos que ganó el I Premio de Literatura LGTB-Queer de Luhu Editorial. Después, en 2016, salió Mares pacíficos con Grieta Editorial (sólo en ebook), y ese mismo año participé en la antología camp La evolución inflamada, de La Malvaloca Editorial.

P.: ¿Qué nos puedes contar de ellos? ¿Tienen algo en común con Mares pacíficos?
R.: Armado de impaciencia contiene 11 relatos que van de lo más hardcore en sexo y violencia al humor tonto, pasando por el amor o el absurdo. Tiene muy poco en común con Mares pacíficos, donde intenté recrear una historia victoriana como las que me encanta leer: Jane Austen, las hermanas  Brönte, etc. El lenguaje de los relatos de Armado de impaciencia es claro y directo, mientras que la prosa de Mares pacíficos intenta ser recargada, pomposa, llena de dobles intenciones, de recovecos para los sentimientos ocultos.

P.: ¿Qué significa la publicación de Mares pacíficos para ti? 
R.: Mi segundo libro publicado, que una editorial vuelva a apostar por lo que escribo. Un espaldarazo para continuar escribiendo, para intentar confiar más en mí como escritor. En resumen: todo bueno.

P.: ¿Qué hay de Antonio Heras en esta obra?
R.: Mucho, supongo. Es mi primera novela terminada, 300 páginas donde habrán quedado reflejadas muchas de mis observaciones aunque, esta vez, tamizadas por el estilo victoriano, entre vestidos lujosos, frases hechas y fórmulas de cortesía para las cartas que se envían muchos de los personajes.

P.: ¿Te produce la publicación de este libro las mismas sensaciones  que los anteriores?  
R.: Sí. Las mismas sensaciones que se pueden reducir básicamente en una sola: felicidad. Y un apoyo tácito para que continúe escribiendo.

P.: La novela es de contenido LGBT, ¿crees que  le gustará a este colectivo?
R.: La novela tiene contenido LGBT porque yo soy gay y como escritor quiero también dar visibilidad al colectivo en todo lo posible. Porque la representación de lo LGBT en los medios, en la cultura, es imprescindible para asegurar nuestros derechos conquistados a base de sangre, sudor y lágrimas. Pero, volviendo a Mares pacíficos, hay varios personajes LGBT en ella, y quizá es la principal diferencia respecto a la inmensa mayoría de novelas victorianas o "de época".

P.: ¿Crees que se podría utilizar para darles más visibilidad en la sociedad?
R.: Vaya, sin querer he respondido esto más arriba :p

P.: ¿Por qué has elegido la época victoriana como marco histórico en el que desarrollar tu historia?
R.: Durante la adolescencia estaba muy enganchado a este tipo de novelas. Jane Austen, DH Lawrence, EM Foster, las hermanas Brönte... me encantaba sumergirme en ese mundo aparentemente ideal de lujos y amoríos; pero bajo la superficie estaba lo de siempre: bajeza moral, pobreza y miseria, amores no correspondidos, envidias.... De no ser así, hubieran sido historias muy aburridas.

P.: ¿Cómo surge la idea de escribir una historia como esta?
R.: Mares pacíficos fue escrita hace más de una década. Llevaba con  la historia en la cabeza desde hacía al menos cinco años cuando, por fin, empecé a escribirla, teniendo claro que iban a ser tres partes dentro de la novela, bien diferenciadas: en la primera, uno de los protagonistas; en la segunda, la "parte contraria"; y en la tercera, el desenlace del conflicto. Sabía que las cartas iban a tener una importancia clave, y empecé a documentarme con la ayuda de Internet. Fotografías de mansiones de la época, dibujos o pinturas, reportajes, y más novelas victorianas pasaron por mis ojos y mi mente. Creo que la terminé allá por 2004, y desde entonces ha estado en un cajón, pasando por las manos de unos pocos amigos a los que les gustó. En 2016 hice una revisión completa de la novela para su publicación en Grieta Editorial. Su editora eligió Mares pacíficos como una de las 12 historias que publicaría para ese año.

P.: ¿Qué podemos encontrar en ella además de, supongo, amor? 
R.: El amor es el nexo de las diferentes tramas, pero también  el odio, el hastío de las relaciones sentimentales que se alargan en el tiempo cuando ya no existe cariño entre las partes; la vanidad, el amor a los hijos, y las cartas. Las cartas de puño y letra, los "wasaps" del siglo XIX.

P.: ¿Podría convertirse Mares pacíficos en la primera parte de una trilogía o saga?
R.: Hum, ¡Casi seguro que no! Desde luego, por los personajes
y por cómo acaba la historia -¡sin spoilers!-  podría dar lugar a varias continuaciones, desde diferentes enfoques o incluso países, pero... me costó mucho -MUCHO- escribirla, y no me veo capaz de retomarla tanto tiempo despúés.  Pero claro, nunca digas de este agua no beberé...

P.: ¿Estás ya preparando algún otro libro? 
R.: Llevo años (demasiados para decirlos) intentando terminar dos novelas: una de vampiros "gayers", que  trataba de ser un divertimento para mí y para los posibles lectores, y otra sobre el mundo del periodismo -mi segunda casa, ya que estudié Comunicación Audiovisual y he trabajado  en periódicos y televisiones durante más de 10 años-. Pero la voluntad me falla, soy incapaz de ponerme una rutina diaria para escribir. Necesito un señor con  látigo cada mañana en mi habitación para obligarme. Tendré que mirar tarifas...

P.: Pues esto es todo, muchas gracias por estar con nosotros y te deseamos la mejor de las suertes con tu libro. ¡Hasta pronto!
R.: Muchas gracias a vosotros por la oportunidad de hablar de mi novela, ¡un placer!



Espero que os haya gustado. Cualquier cosa que queráis comentar, podéis hacerlo aquí dejando un comentario.

Gracias y hasta pronto.

Fran SC.

13/3/17

"Papel, papel y tinta" de Paloma Ulloa

¡Muy buenas, Bloggerizados! Hoy reseñamos la obra Papel, papel y tinta de Paloma Ulloa.
Autora: Paloma Ulloa
Editorial: Talentura Libros
Formato: Rústica con solapas
Páginas: 284 págs
Género: Colección Relatos
ISBN: 978-84-944119-7-7
PVP: 17€
Sinopsis:  
Como Vladik, el protagonista de «Papel, papel y tinta», el primero de esta colección de relatos, Paloma Ulloa tiene la necesidad de contar todo lo que ve, piensa y siente.

De esta necesidad surgió la idea de escribir un cuento al día durante un año, cuentos que fue publicando a diario en su blog. Tras Postales en el tiempo (Ediciones Buchmann) en el que publicó una primera selección de aquellas historias, llega esta segunda entrega, Papel, papel y tinta, en la que Paloma reúne otros 49 relatos cuidadosamente seleccionados y revisados que recorren géneros, temáticas, escenarios y épocas que resumen sus gustos e inquietudes como escritora y lectora. En ellos se recogen preocupaciones intemporales mezcladas con otras muy pegadas a la actualidad, en los que los personajes son una pieza más de la maquinaria de una sociedad que, a veces, consigue domeñarles convirtiéndoles en secundarios pero que, otras, los personajes se revelan transformándose en protagonistas.
Opinión personal:

Desde el primer relato con el que se inicia la obra, tenemos un toque de misterio e intriga que cautiva. Hacía muchos años que un recopilatorio de historias no me fascinada tanto. Quizás para algunos es muy osada la comparación, pero el toque oscuro y que en muchas de las historias aparecen fantasmas, me ha trasladado a las rimas y leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer.

Como se informa en la nota de prensa y en la sinopsis, Paloma Ulloa nos traslada en la mayoría de historias al marco temporal que nos dejó la Segunda Guerra Mundial. Nos cuenta la visión de todos los bandos y narra en profundidad el drama del muro de Berlín. Soy una defensora que no debemos olvidar la historia que tenemos para no caer en los mismos errores del pasado, con lo que aunque muchas de las historias son muy duras, creo que es una lectura obligada.

Todos los relatos tienen un ritmo correcto y mantienen un toque de misterio que hace que no puedas dejar de leer el libro. También me gustaría destacar que la autora se permite la licencia de conectar historias, con lo que al leer debemos estar bien atentos para seguir correctamente el hilo argumental de las historias que están entrelazadas.

Por todo esto, la puntuación Bloggerizados que hemos decidido darle es:


4/5

Misteriosa y adictiva

Hedwig Kudo